MEXICANISMOS

Debido al exceso de tiempo libre por motivos de las vacaciones en la escuela, ahora esa inversión de tiempo se ha dirigido hacia los libros (además de otras actividades). Justamente, esto me ha orillado a buscar y rebuscar en los recovecos de mi mansión buenos títulos de historias celebres y no tan celebres. Con esta actividad tuve la suerte de encontrar en un estante abadonado, unos volúmenes pertenecientes a mi hermano, así que me dispuse a hurgar hasta rellenar mi librero.

Posteriormente, muy felíz y dándole un repaso a las sinopsis de cada ejemplar, encontré un manual de apenas unas 30 paginas con el titulo de “Mexicanismos”, me resultó relevante, al punto que le di una hojeada un poco mas despacio y me pareció interesante (además de gracioso) el significado de algunas palabras, que, como mexicanos, ya estamos acostumbrados a escuchar. Considero que la lengua española es sumamente amplia, lo que la hace complicada para personas no nativas del castellano (y sin embargo desean aprender), así como para personas de diferentes regiones donde el sentido de una palabra puede representar diversos significados que pudiesen estropear una conversación. Inclusive en el mismo México, por ejemplo, en el norte de éste, algunos modismos son diferentes a los del sur, y ni hablar fuera del país, pues America Latina también es muy rico en expresiones que para los ajenos pueden parecernos incoherentes.

Es por todo esto que me di a la tarea de hacer una lista de las palabras mas frecuentes que utilizamos y con esto improvisé una historia de manera en que sea representada de dos formas pero exponiendo exactamente lo mismo (además que puse a prueba la capacidad de imaginación que tengo). La primera consta de la lectura “original”, un relato sin modismos y que cualquier hispano-hablante pueda comprender (o al menos eso es lo que intenté). El segundo texto comenta precisamente la misma redacción que el inicial, pero al estilo mexicano.  Esto es lo que resultó:

¡Hola! Permítanme conversarles que me encuentro muy triste porque hace unos días fui a casa de un amigo que estaba muy decaído a causa de que lo metieron a la cárcel debido a un ser ignorante y de mal gusto en los Estados Unidos, me relató una historia muy desagradable;

“Resulta que antes de que mi madre falleciera, me dijo: – ¡hijito mío!, tenemos muchas deudas, deja de hacer el vago y consigue un trabajo como es debido…- pero no le prestaba atención, pasaba mi tiempo ingiriendo bebidas alcohólicas acompañado de puros holgazanes, era yo muy joven.

Ya después que no tenia dinero ni siquiera para unos huevos, hice mis maletas y viaje hacia Estados Unidos, pero me tenia que poner muy listo para que no me atrapara la policía de inmigración de los Estados Unidos. Ese mismo día llegue a la ciudad, fui a un lugar para comer, pero solamente traía 50 centavos en el pantalón. De pronto una rubia de cabello rizado se me acerco y preguntó si buscaba empleo, le respondí afirmativamente y después me dio de comer pavo asado. – ¡De acuerdo!, corta el césped de la entrada y te busco una habitación donde dormir.-

Al día siguiente me envió a una casa de gente pudiente, donde me recibió la criada, ¡una mujer muy atractiva!. Bromeamos un momento y luego me dijo que me veía mal vestido, así que me llevo a cambiarme la ropa. Después de un rato salí muy arreglado con una gorra que era de baja calidad, pero aparentaba ser buena. Más tarde llego la dueña de la casa con sus dos hijos; una mujer con aspecto de prostituta y un joven que aparentaba ser homosexual.

La verdad es que nunca me agrado trabajar en ese lugar, la Señora era una mujer libertina que solamente me estaba molestando, gozaba que fuera un adulador con ella, pero me hacia el tonto porque únicamente atajaba a la camarera, me atraía mucho. En una ocasión nos quedamos solos ella y yo en la mansión, nos tomamos unas cervezas, nos pusimos tan ebrios que únicamente recuerdo que cogí sus pechos y su trasero y de pronto estábamos desnudos realizando el acto sexual.

Dos meses posteriores a esto, me comento que estaba embarazada. – ¡Que bueno!- le dije, pues íbamos a tener un niño. Yo si pensaba enlazarme con ella, pero su hermano, una persona grosera y muy poco amable que era un atrevido con mi novia, se entero del suceso y fue a buscarme bastante enojado. – ¡hijo de una prostituta!, ¿te vas a casar con mi hermana, o no tienes testículos? Nota:(esto último también se puede cuestionar como ¿te vas a casar con mi hermana, o no eres hombre?)

Luego de esto, envió unos tipos cualquiera para hacerme daño, dándome unos fuertes golpes en la cabeza que me hicieron vomitar sangre. No conforme, tramó la falacia de que me había robado un bolígrafo de oro de muy buen gusto perteneciente a la Señora, así que ésta me envió a la policía, yo les ofrecí un soborno con todo el dinero que traía para que me liberaran, pero solo me hicieron tonto y en encerraron, después me arrojaron al desierto, allá donde parece que los búhos te comerán vivo. Después de varios días, me encontró la policía de inmigración y me regresaron a México nuevamente. Estoy seguro que mi novia esta a punto de dar a luz, pero he perdido comunicación con ella…”

Ahora bien, ¿Cómo seria redactada esta misma historia comentada por un mexicano?, he aquí una idea:

Quihúbole! Pos déjenme platicarles que ando muy aguitada por que hace unos días fui al cantón de un cuate que andaba muy amolado porque lo metieron al bote por culpa de un naco en el otro lado, me contó una historia muy gacha;

“Pos resulta que antes de que mi jefa se petateó me dijo: – mijito!, tenemos muchas drogas, deja de huevear y ponte a jalar como se debe…- pero no le hacia caso, me la pasaba sobre el pisto con puros cholos, estaba muy chavo.

Ya después que no tenia lana ni ‘pa unos blanquillos, hice mis petacas y me fui ‘pal gabacho, pero me tenia que poner muy buzo ‘pa que no me cachara la migra. Ese mero día llegue a la cuidad, fui a un lugar ‘pa tragar pero, nomás traía un tostón en el pantalón. De pronto una güera de pelo chino se me arrimo y me pregunto si buscaba chamba, le dije que si y después me dio de comer guajolote asado. – Ándale pues!, corta el zacate de la entrada y te busco un cuarto donde jetear.-

Al otro dia me mando a un cantón de gente ricachona, donde me recibió la gata, !un cuero!. Charreamos un rato y luego me dijo que andaba muy fachoso, así que me llevo a cambiarme las garras. Después de un rato ya salí todo relamido con una cachucha muy chafa, pero se veía padre. Más de rato llego la patrona con sus dos huercos; una vieja piruja y un chavo que parecía joto.

La neta es que nunca me gusto jalar ahí, la patrona era una araña que nomás me estaba fregando, le gustaba que anduviera de barbero con ella, pero me hacia el pato porque yo siempre andaba atrás de la sirvienta, me pasaba un chorro. Un día nos quedamos solos ella y yo en la casota, nos tomamos unas frías y nos pusimos tan pedos, que nomás me acuerdo que le agarre las chiches y las nachas y de rato ya estábamos encuerados cogiendo.

A los dos meses de eso, me dijo que estaba panzona. – Que suave! – le dije, pos íbamos a tener un chamaco. Yo si pensaba matrimoniarme con ella, pero su carnal, un pelado mamon que era bien concha con mi vieja, se entero del pedo y fue a buscarme bien encamotado. – hijo de la chingada!, te vas a cantonear con mi carnala, o no tienes huevos?-.

Luego de eso me mando unos güeyes ‘pa chingarme y me pusieron unos buenos madrazos en la maceta que me hicieron guacarear sangre. Y no conforme, inventó que me había clavado una pluma de oro muy chida de la casa de la patrona, así que me monto a la chota, yo les pasé unas mordidas con toda la feria que traía pa’ que me dejaran libre, pero nomás me hicieron pendejo y me encerraron un rato, luego me aventaron ‘pal desierto, allá donde parece que los tecolotes te van a comer vivo. Después de varios días, me encontró la migra y me devolvieron ‘pa México otra vez. Estoy seguro que mi vieja esta a punto de aliviarse, pero ya no supe nada más de ella…”

Esto es un modo de comprobar que tenemos la facilidad de expresar nuestras necesidades de diversas maneras… ¿Cuál de los dos relatos les parecio mejor comprensible?, o mejor dicho, ¿Cuál se entiende mejor?…

Una respuesta to “MEXICANISMOS”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: